OPERACION BRUJO. Caso Bio-Bac. Chapuza histórica.

ENTRADA. 13/01/2022. 22:15

El 24 de Octubre de 2002 un importante número de funcionarios del estado(policias, inspectores de Sanidad, etc.) ejecutaban en nuestro país una operación policial bautizada como «Operación Brujo», operación que fue llevada a cabo bajo la dirección política de ANA PASTOR, como Ministro de Sanidad del gobierno del Partido Popular,presidido por José María AZNAR. 

En esta redada fueron detenidas 23 personas que fueron acusadas de un «delito contra la salud pública así como de pertenencia a banda armada». Asimismo se procedió a incautar decenas de miles de frascos de Bio-Bac y de Inmunobiol

El 22 de Junio de 2015, (Trece años después) todos los acusados fueron judicialmente absueltos de sus acusaciones, menos una, Rafael Chacón.,que fue condenado a 4 meses y medio, pero no por este «delito» sino por otro menor. 

Judicialmente quedó probado que todas las acusaciones eran falsas. Ninguno de los encausados recibió hasta la fecha, la más mínima disculpa ni por parte de las autoridades ni por parte de los periodistas que les «juzgaron y condenaron mediáticamente», a pesar que a muchos de ellos, verse involucrados, les destrozó la vida tanto personal, profesional y también económicamente. 

Pero la CHAPUZA fue mucho más allá de todo este patético final. El material incautado, o sea, decenas de miles de frascos del producto, DESAPARECIERON MISTERIOSAMENTE a pesar de estar bajo tutela judicial, donde además de los citados frascos, desaparecieron también numerosos estudios científicos, análisis y ensayos clínicos, de todo lo cual, a dia de hoy, nada se sabe de su paradero. Un caso más, un episodio más, de una vergonzosa forma de procedimientos de la historia de la justicia en España.

Datos recogidos de diferentes fuentes. 

CEREBRO’ DE LA RED, EN PRISIÓN

ESTO DECÍA «EL MUNDO» EL 28/10/2002

Hace mas de 21 años. 

Detenidas 23 personas, entre ellas 13 médicos y un farmacéutico, por la venta de dos medicinas ilegales

https://www.elmundo.es/elmundo/2002/10/28/sociedad/1035803545.html

Se trata de Bio-Bac e Inmunobiol – La ‘operación Brujo’ ha sido practicada en Madrid, Sevilla, Granada, Cádiz, Navarra, La Coruña, Málaga, Tenerife, Barcelona, Mallorca, Valencia y Córdoba – Sanidad pide a los afectados que dejen de consumir las medicinas y acudan a su especialista

ELMUNDO.ES | AGENCIAS

Cajas de Inmunobiol. (EFE)

Un consumidor de Bio-Bac murió por dejar su medicación habitual

Los pacientes colapsan las líneas de teléfono

El hospital Ramón y Cajal estudia denunciar al fabricante de Bio-Bac

MADRID.- El juez ha enviado a prisión a R. Chacón, el «cerebro» de la red de fabricación y comercialización ilegal de medicamentos desmantelada por la Guardia Civil. Han sido puestos en libertad bajo fianza tres de los 23 detenidos por el supuesto fraude: dos telefonistas y el responsable del laboratorio clandestino en El Escorial (Madrid), según informaron fuentes de la Benemérita. Los fármacos ilegales son Bio-Bac e Inmunobiol.

La organización recetaba estos productos ilegales a pacientes con cáncer, sida, hepatitis o artrosis.

De los 23 detenidos, 13 son médicos de la sanidad privada, tres homeópatas, un biólogo, un farmacéutico, un abogado y otros cuatro auxiliares de un laboratorio clandestino.

Todos ellos han sido arrestados como presuntos autores de delitos contra la salud pública, intrusismo profesional y estafa, riesgo y tenencia ilícita de armas.

Además, hay 10 imputados -entre los que se encuentran varios farmacéuticos y un profesor de Biología de la Universidad de Valencia-, tres en Madrid y Córdoba, y uno, respectivamente, en Sevilla, Barcelona, Navarra y Valencia.

R. Chacón, el «cerebro» de la operación, según la Guardia Civil, ha ingresado en prisión por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de El Escorial. Es hijo de la Fernando Chacón Mejía, que se atribuye la paternidad del medicamento ilegal en la página web ‘Bio-Bac.com’.

En la operación, llamada «Brujo», se intervinieron cinco armas de fuego, junto a 30.000 envases de Bio-Bac y material de laboratorio.

La red pretendía abrirse al mercado internacional y vender sus productos, a través de Internet o por teléfono, a países como Arabia Saudí y Georgia y en el área de Sudamérica y Centroamérica.

Las investigaciones se iniciaron hace unos meses, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en un laboratorio ubicado en la localidad madrileña de El Escorial se fabricaban ilegalmente dos medicamentos llamados Bio-Bac e Inmunobiol, que posteriormente eran comercializados.

Médicos cómplices del fraude

Las primeras investigaciones, llevadas a cabo por la Agencia Española del Medicamento y otras autoridades sanitarias, detectaron que la empresa fabricante de los medicamentos contaba con la ayuda de algunos médicos y farmacéuticos para comercializar estos productos.

Así, estos médicos aconsejaban a pacientes con enfermedades graves que contactaran con la empresa fabricante para solicitar el producto, bien a través de los intermediarios ahora detenidos o utilizando una página web.

Posteriormente, el producto era remitido a los pacientes mediante empresas de mensajería, con el fin de eludir los posibles controles sanitarios. «En algunos casos, las propias recepcionistas que atendían la llamada en el laboratorio y que carecían de preparación médica o técnica alguna, variaban la dosis que debían consumir los enfermos», se indicó en el comunicado.

El Bio-Bac sigue anunciado en su página de la red, donde se explica el procedimiento para solicitar el fármaco -tres botes de 200 centilitros por 300 dólares- y se dice que la composición son «proteínas y aminoácidos procedentes de cultivos biológicos».

En la página se advierte de que el tratamiento dura varios meses, dependiendo de la enfermedad que se padezca y se identifica al doctor Fernando Chacón Mejías, nacido en Córdoba, como el descubridor y principal investigador del Bio-Bac y creador de esta medicina alternativa.

DiariodeCordoba.com

«En una comparecencia que efectuaron ayer el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Córdoba, Jesús Aguirre, y el secretario general del colegio, Serafín Romero, se asemejaron los medicamentos ilegales Bio-Bac e Inmunobiol con los que despachan los curanderos. «No existe ninguna diferencia entre esto (por el caso Bio-Bac ) y el curanderismo», señaló Aguirre. Añadió que «los videntes hacen casi el mismo daño».

https://www.diariocordoba.com/cordoba-ciudad/2002/10/30/colegio-medicos-equipara-caso-bio-39066768.html

Caso Bio-Bac: La sentencia absuelve al productor

No hubo estafa ni atentado contra la salud. 

http://www.migueljara.com/2014/07/11/cao-bio-bac-la-sentencia-absuelve-al-productor-no-hubo-estafa-ni-atentado-contra-la-salud/

 11 de julio de 2014 

Ayer conocimos a través de la prensa la sentencia del caso Bio-Bac ¡doce años después! Los jueces dicen que no hubo daño a la salud pública porque el producto era inocuo y que tampoco hubo estafa, los dos principales cargos contra el fabricante. Sí dice dicha sentencia que hubo mal etiquetaje del Bio-Bac.

Al ver la noticia llamé a Rafael Chacón Pavón, productor de Bio-Bac. Estaba contento pero con un punto lógico de tristeza. La Justicia le da la razón en casi todo pero se la da doce años después de aquella patética Operación Brujo, por la que la Agencia de Medicamentos movilizó a más de 200 policías para detener a varios médicos y asistentes. Se les acusaba de lo que ahora la Justicia dice que son inocentes (alguna ya ha muerto incluso).

Sabor agridulce pues para este hombre que ve en esta sentencia el comienzo del proceso de exigencia de responsabilidades más que el final. Le siguen acusando de algo que cree que es inocente y ya ha recurrido lo del etiquetaje. También me comentó que va a ir por lo penal contra los que cree que fueron los responsables de la persecución.

Yo también creo que ha habido persecución y que ahora estamos un poco más cerca de descifrar este entuerto. Siempre he escrito (ya desde el capítulo que dediqué al tema en mi primer  libro, Traficantes de salud) y dicho que aquello fue un complot de Estado por el que varios agentes públicos del Ministerio de Sanidad se conchabaron para impedir que el Bio-Bac nunca fuera aprobado como medicamento pese a los esfuerzos de su honesto fabricante y que ya lo dispensaba la Seguridad Social como fórmula magistral.»

Trece años para resolver judicialmente este feo asunto, con desaparición de pruebas bajo tutela judicial incluidas. Cuanto «meditan» los jueces sus sentencias ¿no?.

FIN DE LA ENTRADA. 22:52. 13/01/2022.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s