PUESTA AL DIA DEL «ARTE DE LA GUERRA»

Clausewitz: «La guerra es un acto de fuerza y no existen límites en el empleo de ésta..No valen las almas humanitarias que oníricamente promueven un desarme total..los errores de benignidad son los más peligrosos«

ENTRADA.         06.03.2022.    18:10

El modelo geopolítico que se impuso durante la «Guerra Fría«, un modelo de bipolaridad donde los EE.UU y la URSS, ejercieron el control de las dos grandes zonas al Oeste y al Este del Rhin respectivamente, se volatiliza con la caída del Muro y la desintegración de la URSS., en 1991, dando paso a la unipolaridad liderada por los Estados Unidos de Norte América de forma indiscutible.

Rusia entra en una fase de declive, mientras China se mantiene aparentemente aletargada. Respecto a esto, citar a Napoleón en su cita: «Dejad dormir a China, cuando despierte el mundo lo lamentará»

Y China ha despertado a principios del siglo XXI, hacièndolo con tras colosales proyectos: La Ruta de la Seda, ruta terrestre que enlaza Pekín con Madrid, atravesando Eurasia., La Ruta Marítima que rodea Eurasia a través del Océano Índico, África y Oriente Medio, llegando a Europa por el Mediterráneo y una «incipiente» Ruta Oceánica PCproyectada hacia América.

Los tres proyectos ,bajo una aparente exclusividad de dominio económico que, inevitablemente derivan asimismo a un dominio territorial.

De los escombros del derrumbe de la URSS ,Rusia emerge posicionándose como potencia de primera línea desde la guerra de Georgia del 2008, no entendida, ni contenida,por Occidente, con la invasiòn de Abjasia y Osetia del Sur para apoyar su ficticia independencia, seguida de la anexiòn de Crimea en 2014. Este resurgir de Rusia viene acompañado de un fuerte rearme de armamento que nunca han ocultado. Aunque no contenida en el tiempo, si existen políticos y analistas que han  señalado el riesgo que supone la injerencia rusa para el futuro de la UE. , hacièndose cada vez más perentorio un «proyecto común europeo», en el que entre las tantas veces proclamada POLITICA COMUN DE SEGURIDAD Y DEFENSA, pueda darnos estabilidad y contrarrestar el populismo y la demagogia.

Entramos ya de lleno en una multipolaridad, con confusas y contradictorias decisiones de los líderes mundiales, que no controlan los muy graves conflictos que estàn muy vivos,desde aspiraciones económicas de las potencias emergentes (Brasil,India,Sudáfrica..) que quieren dirigir China ,a la tensión en la Península Coreana, que se extiende a los Mares de China Oriental y Meridional, desde el eterno y explosivo problema de Palestina/Israel, a la expansión agresiva de un Islam que ha rebotado tras el fracaso de la esperanzadora Primavera Árabe, con la inquietante y posible formación del Eje Therán-Bagdad-Damasco-Beirut.

A este panorama desalentador hemos de añadir la infinidad de conflictos que produce la lacra de la pobreza en Åfrica, la inmigración descontrolada y la posesión de armas de destrucción masiva en poder de regímenes poco fiables, junto al violento terrorismo de la yihad salafista.

Es reconocido que en este mundo globalizado a todos nos puede repercutir cualquier incidente 

provocado por actores que no se someten a la Autoridad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Cabe dictaminar pues que , ante el volàtil ambiente de la seguridad mundial, no hay que aferrarse a un anterior orden establecido que quieren subvertir nuestros potenciales adversarios.

Todo parece indicar que la inestabilidad futura va a depender de forma muy contundente de los posicionamientos que adopten China y Rusia, de la evolución de la ciberguerra y de la robótica,del control de la proliferación de armas de destrucción masiva y, del avance de yihadismo transnacional ( de capital importancia para España) ,origen y fuente de apoyo a un terrorismo que constituye una grave amenaza para la convivencia en Europa.

Por todo lo anteriormente expuesto es claro que la posición a adoptar es la de una permanente evolución, poniendo al día el «arte de la guerra» ,en una situación en la que los niveles estratégicos, operacionales y tåcticos se entremezclan en un indefinido y nuevo escenario (campo de batalla) en el que han variado las dimensiones del tiempo y del espacio, etapa en la que proliferan las tecnologías emergentes en plena «revolución digital de la información» con gran capacidad para introducir una descontrolada desinformación o confusión.

Ética Militar. La formación en valores en convulso escenario geopolítico». Agustín Muñoz-Grandes)

FIN DE LA ENTRADA. 18:35 . 06.03.2022

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s