DEFENSA:El gasto militar en España varía en miles de millones según quién lo calcule

1.163 / 5.000

Resultados de traducción

entrada: 19.05.2022 22:10

Taking the General State Budget as a reference, the expenditure assigned to the Ministry of Defense in 2021 was 9,409 million, 0.78% of PIB. For its part, NATO says that Spanish defense spending was 1.02% in 2021, 12,000 million. Organizations for peace and disarmament, such as Delás, raise it to 1.8%, 23,000 million. All these figures appear associated with the Spanish military cost, according to the different sources that are consulted. Pedro Sánchez said on March 17 of this year in an interview that Spain spends 1.4% of its PIB.(16,800 million euros) on Defense. And that he wanted to reach 2% (24,000 million) in a time to be determined. A few days earlier, in Versailles, the President of the Government had stated, however, that Spain should reach 1.22-1.24% of PIB. spending by the end of this term, in 2024. That is, 15,000 million spending in two years. In February, in another television interview, Sánchez said that the Defense budget had passed in his legislature from 0.9% to 1%. The figures are manifestly incoherent, coinciding with the most genuine essence of Pedro Sánchez.

 Tomando como referencia los Presupuestos Generales del Estado, el gasto asignado al Ministerio de Defensa en 2021 fue de 9.409 millones, el 0,78% del PIB. Por su parte, la OTAN dice que el gasto español en Defensa fue del 1,02% en 2021, 12.000 millones. Organizaciones por la paz y el desarme, como Delás, lo elevan al 1,8%, 23.000 millones.

Datos en miles de euros

Todas estas cifras aparecen asociadas al coste militar español, según las distintas fuentes fuentes que sean consultadas.

Pedro Sánchez dijo el 17 de marzo del presente año  en una entrevista,  que España dedica un 1,4% de su PIB (16.800 millones de euros) en Defensa. Y que quería llegar al 2% (24.000 millones) en un tiempo por determinar. Unos días antes, en Versalles, el presidente del Gobierno había afirmado, sin embargo, que España debía alcanzar a final de esta legislatura, en 2024, el 1,22-1,24% de gasto del PIB. Es decir, 15.000 millones de gasto en dos años. El febrero, en otra entrevista en televisión, Sánchez decía que el presupuesto en Defensa había pasado en su legislatura desde el 0,9% al 1%.

Las cifras son manifiestamente incoherentes, coincidentes con la más genuina esencia de Pedro Sánchez.. 

«Está mintiendo descaradamente para no decir que la cifra de gasto es mucho menor que el 2% comprometido», aseguró Christian Villanueva, de Revista Ejércitos.

Lo cierto en todo esto es que NO EXISTE una cifra consensuada y clara de todas las partidas que existen dedicadas al tema militar y defensivo. ¿Se trata de una ambigüedad calculada, para poder sacar músculo militar en tiempos como el actual, de guerra, o ante los socios de la OTAN, y para minimizar el dato en tiempos de paz?

Todo depende de qué se meta dentro de cada conteo. La cifra de partida es la que aparece en el libro amarillo de los PGE para el ministerio de Defensa, los citados 9.409 millones de 2021. Si a eso se le suman los “organismos autónomos” (el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial o el de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa, por ejemplo) y el CNI, se llega a los 11.700 millones. 

Desde ahí, los cálculos divergen. Otros como el Centro Internacional de Estocolmo para la Defensa de la Paz SIPRI incluyen el gasto en pensiones de los militares. El Centro Delás de Estudios de Paz añade el gasto en Guardia Civil, que es un “cuerpo de naturaleza militar”. En ese caso, y sumando los costes financieros (los intereses de la deuda) se llegaría hasta a los 23.000 millones a los que apunta esta organización, la cifra más elevada, y muy discutida por expertos militares y analistas consultados por este diario.

La discusión no es baladí. El Gobierno español se comprometió en Gales en 2014 a llegar a 2024 al 2% del Producto Interior Bruto. Dependiendo de la cifra que se utilice como punto de partida, hay que invertir más o menos en los próximos años. Para la OTAN, deberíamos  invertir 12.000 millones más anuales. Para los centros pacifistas, estamos a tan solo mil o dos mil millones de la cifra comprometida y no habría que invertir más. Para comprender estos guarismos, basta compararlos con el gasto en prestaciones por desempleo, que es de 22.500 millones de euros.

Sede del Ministerio de Defensa de España

UNA SENTENCIA PARA TRATAR DE PONER ORDEN

Sede del Tribunal Constitucional español.

La partida de dinero más alta que se suele asociar a Defensa es la de los programas de armamento. Las compras de submarinos, aviones o drones imprescindibles para renovar los ejércitos. Hasta 2016, los gobiernos solían dejar ese dinero fuera de los Presupuestos Generales del Estado. Miles de millones que se aprobaban por decreto y que no computaban en la cifra total de gasto en Defensa. La compra de fragatas F 100, aviones de combate Eurofighter o submarinos S-80… Hasta que el Constitucional mandó intervino en esta cuestión mediante una sentencia:

«La modificación del gasto presupuestado mediante Decreto-ley está pensado, dentro de la flexibilidad propia de unos Presupuestos Generales del Estado, para partidas inesperadas que hay que pagar”,

Pero no se puede usar para un gasto que ya se sabe con antelación que va a haber por estar comprometido. Ahí no hay extraordinaria y urgente necesidad, que es lo que exige la Constitución».

Aquella sentencia cargó contra el abuso de esta forma de financiación estatal al margen de las cuentas públicas negociadas y aprobadas en el Parlamento. Decía:  «La especialidad de los programas especiales de armamento ha generado una práctica legislativa para abordar su financiación que debe calificarse, al menos, como singular”. “Tuvieron como finalidad la concesión de créditos extraordinarios para el pago de este tipo de programas especiales de armamento […] El pago de estos programas a través de la figura del decreto-ley se ha convertido en una práctica habitual”.

Ahora, en el presupuesto está la partida inicial, que luego se ajusta  vía contabilidad nacional incluyendo en el montante final el gasto en las partidas de material y las misiones en el exterior, concluye  una fuente con conocimiento de los Presupuestos del Estado que prefiere mantener el anonimato.

  Y como si ya fuese poca la desinformación existente en el epígrafe de gastos en materia de Defensa el 16/03/2022 : 

Margarita Robles negó el anuncio de Sánchez cinco días antes: «España nunca llegará al 2% en Defensa»

La ministra apeló a su lealtad y honestidad con los grupos parlamentarios para confesarles que nuestro país no alcanzará el compromiso ante la OTAN.

El anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que España aumentará el presupuesto en Defensa para llegar progresivamente al objetivo fijado por la OTAN del 2% del PIB en 2024 ha pillado por sorpresa a la propia ministra de Defensa, Margarita Robles,quien negó tajantemente en sede parlamentaria que se fuera a alcanzar ese porcentaje.

«Estoy absolutamente satisfecha con el hecho de que este año, con el presupuesto de 2022, el presupuesto de Defensa haya tenido un incremento del 7%. El otro día, el presidente del Gobierno anunció que íbamos a llegar al 1,22%. Siempre he sido muy leal y muy honesta, nunca llegaremos al 2%», subrayó Robles a los diputados de la Comisión de Defensa en la que se analizó la ayuda española a Ucrania y las misiones internacionales en el exterior.

Que se puede esperar de un gobierno como este que actúa como pollo sin cabeza, mintiendo, desinformando y contando todo tipo de milongas con el único fin de agotar la legislatura.

Y, eso, sería lo de menos, pero que cobra una patética, esperpéntica y peligrosa indefensión, con esto vaivenes políticos donde la responsable del ramo, la Robles, rectifica al jefe del Ejecutivo en sede parlamentaria.

Y a todo esto, un  Marruecos expectante y atento, ante la manifiesta debilidad del gobierno social-comunista que tiene en sus ineptas manos la seguridad nacional de nuestra patria.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se reúne con el Rey de Marruecos Mohamed VI (año 2018)

Veremos que deriva tomará la complicada situación política y diplomática de España frente a los paises del Norte de Africa, con estos incapaces comunistas al frente.

fin de la entrada: 22:50 19.05,2022

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s