EL MENSAJE DEL PRESIDENTE Volodímir Zelenski A LOS CIUDADANOS UCRANIANOS Y AL MUNDO.

El presidente Volodímir Zelenski apareció ante el mundo con un mensaje muy extraño.

Digo esto porque, normalmente, los líderes de los países que están en guerra cuando hablan a sus pueblos, cuando se dirigen a sus pueblos, lo hacen para motivarlos y no solo para informarlos, siendo muy cuidadosos con el mensaje que eligen, que por supuesto, nunca puede ser un mensaje desalentador en el medio de un momento tan dramático como el que viven en estos instantes los ucranianos a quienes, en una guerra relámpago, aunque predecible, se les ha echado encima el ejército del gigante ruso ,un gigante con un poder militar y inmenso  y de normes capacidades armamentísticas.

ENTRADA.   27.02.2022.    20:00 hora local.  Por Manuel A. Caridad

El presidente Volodímir Zelenski apareció ante el mundo con un mensaje muy extraño:
El presidente de Ucrania, decepcionado con la respuesta de la OTAN: «Nos han dejado solos»

Su contenido ha generado muchísimas dudas causadas porque en un momento así, el mensaje del presidente Zelenski contenga elementos desalentadores y desconcertantes. Fue inquietante escuchar al presidente de Ucrania en semejante momento de decirle a su pueblo cosas como “nos han dejado solos”, añadiendo también en su alocución el presidente ucraniano que “Estados Unidos está mirando desde lejos la tragedia que ellos están viviendo y que la Unión Europea está haciendo mucho menos de lo que podría estar haciendo incluso manteniéndose solo en el terreno de las sanciones económicas “.

Un tanque ruso T-72B3 dispara mientras las tropas avanzan sobre el terreno.

¿Tiene razón en lo que señala el presidente Zelenski ?.  ¿Es justo que acuse una suerte de traición de parte de las potencias de Occidente a Ucrania?

Es cierto que Ucrania está siendo invadida en gran medida por haber pretendido ingresar a la OTAN , es cierto que Rusia se le vino encima con su poderío militar, en gran medida porque viene demandando ingresar ser parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte y,  por esa razón ya perdió la península de Crimea ,o mejor dicho ya había perdido la península de Crimea en el 2014.  No es menos cierto que Ucrania está sufriendo semejante agresión por haber querido ser parte de ella y no se entiende fácilmente por el pueblo ucraniano que la OTAN ,como un Pilatos de nuestros días, se lave ahora las manos , después de todo el fenómeno del movimiento de  Maidán y su reiterada insistencia en que Ucrania fuese miembro de la Organización.

Pero la pregunta es: ¿está siendo traicionada Ucrania como parece describir su presidente por las potencias de Occidente? . La respuesta a esta pregunta es difícil de dar. Y es difícil, porque en esa afirmación de Volodímir Zelenski lleva implícita  también una reflexión personal , en el sentido de que el presidente ucraniano  dejó translucir que no  entendía el escenario en el que de la noche para la mañana se vio inmerso él y su país. Esta confusión descoloca el análisis  de la reflexión de Zelenski , dado que  desde todas partes del mundo se han escuchado en todos estos meses que han precedido a la invasión rusa, muchísimas veces decir sobre todo al presidente de los EE.UU, Joe Biden, que no iban a entrar en un enfrentamiento militar con Rusia, o que iban a saltar a la trinchera junto a los ucranianos para luchar contra las tropas rusas. Jamás siquiera insinuaron algo así.

Joe Biden presidente de los EE.UU de América.

Más aún, hubo un exceso tan grande en tales afirmaciones por parte de los líderes occidentales , que pueden haber influido en la toma de decisiones de Vladimir Putin para que ,viendo los pronunciamientos de éstos,  se atreviera a dar semejante paso ,porque si hubiera existido la duda en Rusia de que si invadían Ucrania podían llegar a tener una respuesta militar por parte de la OTAN , entonces Rusia no se hubiera tomado tan fácilmente la decisión de invadir militarmente Ucrania. El caso es que fueron tan claros, tan contundentes, se encargaron de subrayar tanto estas intenciones los líderes de las potencias de Occidente de que en ningún caso entrarían en confrontación militar directa con Rusia, que Rusia vio entonces el camino despejado para ejecutar este acto de fuerza bajo manu militari contra la soberanía de Ucrania. Estos datos lo tenía que haber tenido en cuenta y claro el presidente Volodímir Zelenski, dado que a los ojos de Putin el camino se quedaba expedito para ejecutar sus objetivos, su agresión criminal a Ucrania, operación que no dudó en llevar a cabo con toda impunidad ante la “impactada” mirada de la comunidad internacional.

Para comprender mejor esta declaración de guerra, esta invasión, este criminal acto contra la soberanía nacional ucraniana, debemos tener en cuenta el hecho diferenciador: En Rusia, el que decide es uno solo, el que ocupa el despacho principal del Palacio del Kremlin. Por el contrario, en la Alianza Atlántica cualquier decisión hay que acordarla entre decenas de presidentes, siendo muy complicado alcanzar acuerdos en dicha Alianza. Los mecanismos de decisión son muchísimo más complejos e, incluso los intereses de todos los miembros son diferentes.  

Es cierto que si Rusia se guiara específicamente por los intereses de su sociedad, no estaría provocando esta crisis, no estaría causando esta tragedia humanitaria no estaría perpetrando este crimen que está perpetrando el presidente de Rusia Vladimir Putin al invadir brutalmente Ucrania, pero el presidente de Rusia tiene una concepción en la cual la grandeza de su país está dada por el tamaño del mapa de su país no por el bienestar de su sociedad, pero ese es otro tema.

En Rusia decide 1 solo el que está sentado en el despacho principal del Kremlin para tomar una decisión trascendental crucial; en la Alianza Atlántica se necesitan meses porque tienen que dialogar decenas de mandatarios y porque muchas veces los intereses son totalmente  contrapuestos, habla a las claras de que en Europa existe mucha dificultad para acordar sanciones duras porque muchos países tienen sus economías muy involucradas con la economía rusa.

Alemania sobre todo padece la dependencia del gas que le suministra Rusia, dependencia que ha quedado puesta de manifiesto con la urgente necesidad que tenía Alemania de poner cuanto antes en funcionamiento el  Nord Stream 2 ,el gasoducto gigantesco que le trae combustible barato le trae gas barato a un continente que necesita tremendamente ese gas. La cuestión es que era evidente que a Europa le iba a costar poner las sanciones en el nivel que tiene que ponerlas para que puedan ser efectivas ante una potencia que está cometiendo la barbaridad la tragedia humanitaria el crimen que está cometiendo al invadir Ucrania. Es verdad que podrían ser muchas otras cosas. Podría prohibirle a los vuelos rusos pasar por los cielos europeos, podría impedir tomar y aterrizar a esos aviones comerciales en los aeropuertos europeos, podría tomar muchas medidas para complicarle mucho más la situación a  Rusia y a Putin.

Pero Europa  no lo hace, no adopta estas medidas coercitivas y  esto tenía que saberlo Volodímir Zelenski. Tenía que haber sabido tener algún as en la manga, para si la situación se descontrolaba, llegado el caso, poder negociar con Rusia con más calma y en mejores condiciones, en evitación del ataque militar ruso.

Otra hipótesis que se plantea en el entorno al ataque ruso a Ucrania, especula sobre cuál es realmente la prioridad de los Estados Unidos en esta crisis. Cabe sospechar que la prioridad de la Casa Blanca no es salvar a Ucrania de una invasión rusa, no es ayudar a Ucrania a vencer al Ejército ruso. La prioridad de la Casa Blanca es tener razones para aislar a Rusia y someterla a sanciones económicamente, con el objetivo de debilitar los lazos económicos tan fuertes que en las últimas décadas se fueron entretejiendo entre Rusia y la Unión Europea, como por ejemplo, la dependencia del gas ruso.

En el tablero estratégico de los Estados Unidos la prioridad no era evitarle a los ucranianos la invasión de un Ejército cuyo todopoderoso y delirante líder imperialista al más puro estilo napoleónico, está reinando ahí en el Kremlin sin que nadie sea capaz de poner límites. La estrategia de zona gris de Estados Unidos, pudiera disponer de una causa justa para sancionar a Rusia y así tener un argumento para aislarla, es decir, disponer de un argumento para separar económicamente a Rusia de la Unión Europea, y eso , tenía que haberlo previsto Volodímir Zelenski y si hubiera tenido en claro cuál era verdaderamente el escenario en el que se encontraba , entonces tal vez él antes de que Putin perpetrara este crimen aborrecible de invadir a los ucranianos , el presidente de Ucrania podría haberse sentado a negociar con el jefe del Kremlin y tal vez haber accedido a deponer su reclamo de pasar a integrar la organización de la OTAN y así ganar tiempo  a fin de trazar nuevas líneas estratégicas ante Rusia.

¿Traicionó la OTAN a Ucrania?.  Tal vez no sea la palabra traición la más adecuada. Tal vez estemos viendo en el Kremlin a un presidente con aspiraciones imperialistas/expansionistas, que relaciona la grandeza de su país con el tamaño de su mapa, que supone él, Vladimir Putin, en su megalomanía y poder omnímodo, se siente llamado a agrandar la historia de Rusia, como antes lo hicieron  los Zares rusos, y después Stalin.(Es un declarado añorante de la antigua URSS.)

Las tropas ucranianas resiste con tesón y heroicidad la presión de los brutales ataques rusos..

Putin no parece aplicarse a sí mismo aquello de que los líderes tienen que estar para que vivan mejor sus pueblos (naturalmente hay muchos más como él) y no solamente para que sea grande en sus mapas.

Vladimir Putin ,sueños totalitarios de recuperar la quimera que representó la antigua URSS .

La ruleta de la vida gira y gira y por veces se dan circunstancias como la que estamos viendo en la presidencia de Ucrania, a un hombre que recorrió muchos escenarios como artista, como actor, como comediante de talento en ese mundo de la comedia.

Pero de escenarios políticos, de escenarios geoestratégicos y globales, a mi me transmite la sensación poco o nada sabe.

Y sin restarle ni un ápice de sus méritos que los tiene, y muchos, Ucrania podría estar pagando cara su bisoñez en el campo de la política mundial.

Una mujer herida durante los ataques rusos en Dombass.

FIN DE LA ENTRADA.  20:33h       27.02.2022

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s